Fundación El Maná

¡Una nueva cebra para la seguridad de todos!

Durante el mes de agosto, y gracias a la gestión conjunta entre la Secretaría de Tránsito y Transporte del municipio y las directivas de nuestra Fundación, se repintó la cebra que permite el cruce seguro de nuestros niños y niñas. 

¿Por qué es importante una cebra o cruce peatonal?

Los pasos de cebra son sitios específicos demarcados en la calzada, cuyo objetivo es permitir que los peatones puedan cruzar de un lado a otro, teniendo prioridad frente a los autos. Es decir, los conductores de los vehículos deben ceder el paso para que las personas puedan cruzar la calle sin inconvenientes. Respetar esta normativa permite evitar accidentes.

Recomendaciones:

  • Antes de cruzar la calle, fijarnos en la velocidad y distancia de los carros.
  • Siempre debemos mirar a ambos lados de la vía (aunque esta sea de solo un sentido).
  • Si llevamos bolso, colocarlo de manera correcta, y no llevarlo colgado de un solo hombro, corremos el riesgo de que nos desequilibre.
  • Para cruzar la calle nos detendremos en la acera, no en la calzada o calle, mostraremos la intención de cruzar mirando a los coches y a sus conductores. Una vez que los coches se han detenido, comenzaremos a caminar.

¡Muy importante!: 

  • No caminar cerca del borde, ya que corremos el riesgo de caernos y de un atropello.
  • No llevar animales sueltos, se pueden asustar y causar un accidente.
  • No tirar papeles al suelo, siempre en la papelera.
  • No jugar en las aceras o en la calle.
  • Nunca situarnos detrás de carro aparcado, ante el riesgo de atropello al dar marcha atrás.
  • Cuidado con la salida y entradas de los garajes.
  • Ayudar a quien lo necesite: ancianos, personas con movilidad reducida.

Son muchas las excusas por las cuales no utilizamos la cebra: afán, pereza, descuido o estar distraídos, pero este es el espacio seguro para cruzar la calle. ¡Nos demoramos un poco más, pero pasamos seguros!